Hoteles Barbate

Hoteles Barbate

Barbate y sus alrededores

Barbate, vacaciones y tradición.

hoteles barbate

Si buscas un lugar para pasar las vacaciones auténtico, tradicional, pequeño y desconocido, Barbate es sin duda tu destino vacacional. Barbate cuenta con algunas de las mejores playas vírgenes de la provincia, la mejor de las gastronomías de la zona y una idiosincrasia que cautiva a todos sus visitantes.

Barbate posee un entorno natural inigualable, no existen grandes resorts hoteleros, ni siquiera grandes hoteles, tampoco encontrarás grandes bullicios en el municipio.

Y es que precisamente Barbate destaca principalmente por albergar otro tipo de turismo, en el que se pueden apreciar los encantos de un territorio salvaje, y en el que explorar la naturaleza y compartir la vida cotidiana de sus habitantes se convierte en uno de sus principales atractivos.

Sus playas vírgenes, el casco antiguo pesquero y el magnífico Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate hacen de este lugar el sitio ideal tanto para una escapada romántica, como para unas vacaciones en familia y, sin lugar a dudas, para los amantes del turismo activo.

Barbate tiene alrededor de 22.900 habitantes. Es un pueblo pesquero donde tradición y turismo hacen un tándem perfecto. En sus laberínticas calles de pueblo pesquero andaluz encontramos todas las tiendas, supermercados, bancos, etc. que puedan hacer falta durante las vacaciones. Cuenta con un paseo marítimo tradicional con numerosos bares de tapas, pubs y agradables cafeterías donde contemplar las bellas puestas de sol en la impresionante playa del Carmen. En esta bella playa se enlazan, sobre todo en los meses de verano, los baños tras la puesta del sol con las salidas nocturnas, de modo que este paseo marítimo siempre es escenario de mucha vida y buen ambiente.

Barbate: Historia y monumentos

hoteles barbate baratos

Barbate es una de las 5 poblaciones que conforman la comarca de la Janda. Esta comarca debe su nombre a la desaparecida laguna de la Janda, en la que tuvo lugar la batalla de la Laguna en el año 711, que supuso el fin del estado visigodo y la victoria de la invasión musulmana. Barbate permaneció bajo dominio árabe hasta que en el siglo XIII Alfonso XIII el Sabio la reconquistó junto con Vejer, haciéndola depender de ésta. En esta época surgieron las zonas fronterizas con el reino nazarí de Granada, surgiendo el topónimo "la frontera", aplicado a las poblaciones que se encontraban en la línea fronteriza, como Vejer de la Frontera, Conil de la Frontera, Arcos de la Frontera, Jerez de la Frontera.

El pueblo de Barbate se remonta a la época fenicia. Los fenicios, mediante su sistema de la almadraba, fueron los primeros en explotar los recursos marinos de la zona de forma organizada. Barbate ha seguido desde tiempos fenicios la tradición pesquera, tanto la pesca del atún mediante la almadraba como la pesca en los caladeros marroquíes.

Otros vestigios de la Historia son las antiguas torres vigías, que se encuentran en el litoral. Los musulmanes ya habían iniciado un sistema de protección de la costa mediante torres almenaras, que fue completado y mejorado tras la reconquista, como es el caso de la Torre de Trafalgar. Ésta se encuentra en el cabo de Trafalgar, dónde se desarrolló en 1805 la batalla del mismo nombre.

La Torre del Tajo y el desaparecido Castillo de Barbate fueron construidos en el s. XVI durante el reinado de Felipe II, debido a la necesidad de defender la costa mediterránea de ataques piratas berberiscos mediante señales de aviso. En el s. XIX se construyó la torre de Meca, aunque mantiene un gran paralelismo estilístico con las del s. XVI. Las Torres del Tajo y de Meca se encuentran situadas en dos puntos estratégicos al borde del Parque Natural de la Breña.

Más vestigios históricos encontramos en la ruta visigoda, que transcurre precisamente por la comarca de la Janda. Esta ruta comprende, entre otros restos arquitectónicos, la ermita de San Ambrosio, que se encuentra en una pedanía del mismo nombre situada en el Parque Natural de la Breña, que rodea el municipio de Barbate.

El origen de esta ermita se sitúa en la época romana, sobre la cual se levantó posteriormente una ermita paleocristiana en el siglo VII, con posteriores reformas visigóticas y mudéjares. Ha sido declarada Bien de Interés Cultural y, aunque su estado de conservación es deficiente, merece mucho la pena visitarla.

La localidad de Barbate se independizó de Vejer de la Frontera el 11 de marzo de 1938, en plena Guerra civil contando con un consistorio propio.

Playas de Barbate

El litoral de la Janda cuenta con 39 Km de playas pertenecientes a las localidades de Conil de la frontera, Barbate y Vejer de la frontera, que son hoy día importantes enclaves turísticos, cada uno con su idiosincrasia.

En Barbate encontramos desde extensas playas con todo tipo de servicios, hasta paradisíacas calas vírgenes, todas ellas de limpias aguas y blanca arena. Pureza y tranquilidad, además de una indescriptible belleza natural digna de admirar.

Playa del Carmen

La playa del Carmen es la playa urbana de Barbate, de arena fina y blanca que se extiende desde el puerto deportivo hasta hasta la desembocadura del río y marismas. Ideal para familias con niños pequeños gracias a su extensa y tranquila orilla. Cuenta con un bonito paseo marítimo repleto de cafeterías, heladerías, bares, restaurantes y pubs, dónde podrás tomarte algo disfrutando de unas buenas vistas al mar.

Playa de la Yerbabuena

El municipio de Barbate cuenta sin duda con algunas de las mejores playas de la costa gaditana. Inmediatamente después del Puerto de la Albufera se extiende una de las playas más vírgenes de la zona, la Playa de la Yerbabuena. Justo a los pies de la Torre del Tajo entre los acantilados de la Breña, esos que nos llevan a los Caños de Meca.

Playa de los Caños de Meca

La playa de los Caños de Meca aparece entre una manta de pinos. Es una playa estrecha, formada por varias calitas muy pintorescas, algunas de ellas nudistas, y se extiende hasta el cabo de Trafalgar. La playa de los Caños se ensancha hacia el final, en dirección al Faro. Su principal belleza radica en que está enclavada en las inmediaciones del Parque Natural de la Breña.

Playa del Faro de Trafalgar

Al llegar al Faro podemos disfrutar de dos playas ante el Tómbolo de Trafalgar: la zona rocosa que da lugar a una bella cala escondida a los pies del Faro junto al enorme arrecife rocoso que rodea el Faro, y la playa del Faro de Trafalgar, uno de los pocos oasis para escapar del molesto viento en los días que sopla levante.

Playa de Zahora

La playa de Zahora (pequeña pedanía pertenciente a Barbate) se extiende desde el cabo de Trafalgar hasta las inmediaciones de la Playa del Palmar. Esta playa es ideal para familias con niños gracias a la piscina natural que aquí se forma en marea baja. Pero también tiene zonas más amplias en sus extremos que son nudistas.

Parque Natural de La Breña y Marismas de Barbate

hoteles barbate baratos

El parque natural de la Breña se extiende sobre una superficie de 5000 hectáreas a lo largo de la costa al sudoeste de Vejer de la Frontera en dirección Barbate. Este parque posee una gran variedad biológica y por tanto paisajística, en el que encontramos cinco ecosistemas: el maravilloso pinar, el acantilado (conocido como el Tajo) de más de 100 metros de altura y 6 km de longitud, el sistema dunar, la franja marítima que une Barbate con la playa de los Caños de Meca y las marismas del río Barbate.

Los amantes de la naturaleza y del turismo activo pueden encontrar en este paraje natural gran variedad en la flora y fauna, la diversidad en la vegetación que se presenta modelada por el viento, importantes colonias de aves, etc. Entre otras muchas especies, el parque natural de la Breña se caracteriza por la presencia de camaleones, uno de los motivos por los que fue declarado parque natural. Además, está designado como Zona de Especial Protección para las Aves y propuesto como lugar de interés comunitario.

Este parque natural ofrece al visitante además las inmejorables vistas al pueblo de Barbate, sus playas y su puerto pesquero, múltiples senderos para la bicicleta o las rutas a caballo, así como las antiguas torres vigía. Para contemplar de cerca este espectáculo lo ideal es realizar un paseo en barco desde el puerto de Barbate por sus cristalinas aguas turquesas, en las que además se practica submarinismo y snorkel.

El parque natural de la Breña alberga también un antiguo palomar de principios del s. XVIII, que es uno de los más grandes de Europa y que se puede visitar gratuitamente.

La zona de humedales del parque, es decir las marismas de Barbate, también ofrece idílicos senderos, que deleitaran a todos sus visitantes. Es un lugar excepcional para la observación de aves debido a su privilegiada situación en las rutas migratorias, a medio camino entre la Bahía de Cádiz y el Estrecho de Gibraltar. Entre los muchos tipos de aves que se pueden avistar en la marisma, se encuentra el bello y llamativo flamenco, que añade un color más a este impresionante paisaje.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de Cookies en Política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.